Precio: Desde 45€

La electroestimulación es una técnica reconocida científicamente que funciona contrayendo los músculos, casi como un entrenamiento muscular. Es ideal para problemas de flacidez y falta de tonicidad en los músculos.

Se trabajan de forma aislada uno o varios grupos musculares que se encuentren debilitados, ahorrando así un esfuerzo físico voluntario que no puedas permitirte en cierto momento. No te preocupes, las articulaciones no se sobrecargarán porque no existe descarga de peso ni movilización articular.
Este tratamiento se emplea en la rehabilitación desde hace mucho tiempo, aunque los centros estéticos ya lo estamos utilizando para otro tipo de demandas saludables y resolver patologías musculares, como son por ejemplo:

La prevención de la atrofia muscular, la potenciación, las contracturas, el aumento de la fuerza para la estabilidad articular, la profilaxis de la trombosis, y la estimulación de los músculos paralizados, entre otros, y también para el tratamiento del dolor muscular.

La tecnología se ha desarrollado y ha permitido tener en los centros tecnología punta. Esta maquinaria de última generación nos permite saber los distintos efectos que puede producir según la frecuencia de los impulsos eléctricos:

Si usamos frecuencias muy bajas (por debajo de 10 Hz) se puede aumentar la circulación sanguínea, teniendo así un efecto descontracturante y relajante. Se producirá un aumento de la secreción de endorfinas.

Si utilizamos frecuencias bajas (entre 10 y 35 Hz) estaremos activando principalmente las fibras lentas (de metabolismo principalmente aeróbico) del músculo activo.

Con frecuencias intermedias (entre 30 y 50 Hz) se provocará una contracción de las fibras musculares de tipo mixto (aeróbico-anaeróbico)

Por último, con frecuencias altas (por encima de los 50 Hz) conseguiremos la activación de fibras musculares rápidas que son las que intervienen de forma preponderante en los ejercicios de muy alta intensidad.

La electroestimulación es un tratamiento realizado en los vientres musculares con una finalidad estética o terapéutica. Consiste en estímulos eléctricos, con pares de electrodos positivo y negativo, que son colocados en alguna parte del cuerpo dependiendo del tratamiento que se hará el paciente. En esta terapia se regula la intensidad y el tiempo que van a durar las ondas.

La electroestimulación tiene grandes ventajas: se realiza un trabajo muscular sin lesiones y sin esfuerzo físico, se aumenta la masa muscular, combate la celulitis o la flaccidez sin importar el grado que tenga la misma. En los tratamientos postparto, logra recuperar con facilidad la figura en pocas sesiones, ayuda en el mejoramiento de la circulación sanguínea y linfática.

Además, los resultados comienzan a ser visibles en muy pocas sesiones.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted